La llamada ‘gestación subrogada’: ¿Dónde quedan los derechos humanos?

Desde que en 1988 UNAF se constituyera como una organización sin ánimo de lucro en favor de los derechos y bienestar de las familias, estuvo en sus principios fundacionales la defensa de la diversidad familiar. Y por ello, fue de las primeras organizaciones sociales que en nuestro país luchó por la equiparación de derechos de las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales y de cualquier otra identidad u orientación sexual.

 

No solo hemos estado al lado de las organizaciones LGTBI+, hemos estado en primera línea combatiendo las múltiples discriminaciones y exigiendo el reconocimiento jurídico, político y social de estas personas y de su derecho a formar familia. Reclamamos el derecho al matrimonio igualitario, a la adopción por parte de parejas del mismo sexo, denunciamos la discriminación de las mujeres lesbianas en el acceso a las técnicas de reproducción asistida, solicitamos la visibilización de estas familias en las estadísticas y en los libros de texto… En definitiva, trabajamos en defensa de una diversidad que nos enriquece.

La llamada “gestación subrogada” es una cuestión que venimos abordando en el seno de UNAF desde hace años, a la vista de las nuevas realidades generadas en torno a esta forma de acceso a la maternidad y la paternidad. Una cuestión que afecta no solo a las familias LGTBI+, sino a todas las familias y sobre la que han debido posicionarse, por tanto, cada una de las organizaciones familiares que conforman UNAF.

Con este objetivo, abrimos desde hace más de un año el debate en el seno de UNAF, dando espacio a todas las opiniones, a todas las consideraciones éticas, sociales y políticas: primero en la Asamblea General de 2015 y posteriormente en una reunión específica que  organizamos para debatir ampliamente el tema, dando a todas las organizaciones la oportunidad de compartir con el resto sus reflexiones a favor o en contra de la gestación subrogada.

Finalmente, y ante la petición de dos de nuestras entidades (FLG y Galesh) sobre un posicionamiento de UNAF en esta materia, el asunto fue abordado y sometido a votación en la Asamblea General de 2016. El resultado fue un posicionamiento de todas las entidades, excepto de FLG y Galesh (que no estuvieron presentes ni delegaron voto), en contra de la gestación subrogada.

El motivo de tal decisión, argumentado por las diferentes asociaciones, fue que en el ideario de UNAF está la defensa de los derechos humanos y que la gestación subrogada supone una vulneración de esos derechos, una utilización de los cuerpos de las mujeres en tanto órganos reproductores para terceros, negando a la mujer como ser humano completo e inseparable de su cuerpo.

Por tanto, no tiene cabida el argumento de la regulación para una “gestación subrogada” con garantía de derechos. Porque son incompatibles. Porque ninguna regulación puede cambiar el hecho en sí que es causa de la vulneración de los derechos: la utilización y abuso del cuerpo de unas personas por parte de otras bajo el argumento de una supuesta “libertad de elección de las mujeres” y como “gesto altruista para el bien común”.

Utilizar a las mujeres para la gestación es reducirlas a meros órganos reproductores. Es ignorar todas las consecuencias físicas, psicológicas e incluso de riesgo para la propia vida que tiene para ellas. No es una donación ni una técnica de reproducción asistida más, es una vez más y como tantas otras veces a lo largo de la historia, una explotación de las mujeres.

En definitiva, consideramos que los deseos de paternidad o maternidad nunca deben estar por encima de los derechos fundamentales de las personas. Por ello, el acceso a la maternidad o paternidad deberá encontrar otras vías (ya que la maternidad y la paternidad no tienen por qué ser necesariamente biológicas), antes de vulnerar esos derechos.

En UNAF siempre encontrarán apoyo todos los proyectos e iniciativas que reivindiquen los derechos de las familias homoparentales así como políticas públicas que garanticen el respeto a la diversidad y la igualdad de todas y todos. Ahora bien, serán los derechos de todas las personas, y ello incluye a las mujeres, los que estén por encima de cualquier deseo.

 

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: www.unaf.org y poder administrar la página, UNION DE ASOCIACIONES FAMILIARES (UNAF) y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies.

Solo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web de UNION DE ASOCIACIONES FAMILIARES (UNAF) y ver toda la información y servicios.

Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web de UNION DE ASOCIACIONES FAMILIARES (UNAF), pinche en el el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies