9 ideas para entender la relación entre sexualidad, cultura y estereotipos de género

Para comprender la relación entre la sexualidad, los estereotipos de género y la cultura debemos tener en cuenta  diferentes circunstancias:

1) Que la sexualidad no se reduce  a un aspecto biológico sino que se desarrolla influida por el conjunto de creencias, prácticas sociales y normas que influyen en las distintas realidades de cada cultura. (Tal y como explicábamos en los post ¿Sabes la diferencia entre sexo y género? y Cómo afectan los estereotipos de género a la sexualidad).

2) Que al igual que la cultura (entendiendo por cultura el conjunto de modos de vida y costumbres de una época  o de un grupo social) ha ido cambiando a lo largo de la Historia, los estereotipos de género y la sexualidad también lo han hecho.guia-informacio-020

3) Que en la mayor parte de las culturas la sexualidad es un tema tabú o, dicho de otra manera, es una cosa que no se puede decir, hacer o tratar debido a ciertos prejuicios o convenciones sociales y religiosas.

4) Que la sexualidad forma parte de todas las personas pero que, al estar considerada tabú, no es fácil comunicar  aquello que tiene que ver con los sentimientos, la afectividad, la reproducción, el placer, la pareja… Esto sucede  en muchos países, también en España.

5) Que hay que acabar con los estereotipos y que la mejor manera de hacerlo es hablar sobre sexualidad, pues ello nos ayudará a reconocer nuestras dificultades así como las de las personas con quienes nos relacionamos, porque la comunicación nos permite reconocer nuestro cuerpo, identificar nuestros deseos y nuestras emociones y medirlas con las del otro u otra, proporcionándonos información para superar  los obstáculos que vayamos encontrando con nuestra pareja. Esto, según la OMS, mejora nuestro estado de salud general, tanto físico, como  psíquico y emocional, nuestras relaciones afectivas y, por ello, nuestra calidad de vida.

6) Que es preciso respetar todas las pautas culturales relacionadas con la sexualidad, siempre y cuando no atenten contra la integridad física, psíquica y emocional de las personas.

7) Que es fundamental respetar los Derechos Humanos y reconocer que la igualdad entre mujeres y hombres es el principio que garantiza el respeto de la diferencia.

8) Que los derechos sexuales y reproductivos son DERECHOS HUMANOS y como tales deben ser reconocidos y respetados en todo el mundo.

9) Que hay tantas formas de vivir la sexualidad como personas y que, por ello, la sexualidad se expresa de muchas maneras y debemos reconocer y respetar  la diversidad de opciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *