Alerta sobre el aumento en millones de casos de mutilación genital femenina como consecuencia del Covid-19

Organizaciones internacionales como UNICEF, el FNUAP, la OMS, alertan  sobre las consecuencias que la pandemia del COVID-19 está teniendo sobre los derechos de las niñas y mujeres, con un aumento de casos de violencia de género a nivel global, que incluye también un aumento de la mutilación genital femenina y de los matrimonios forzados.

El aislamiento social,  la carencia de apoyo de redes de protección, la pérdida de acceso a servicios de educación, salud reproductiva y medios de vida, aumenta el riesgo en las niñas y adolescentes de sufrir mutilación genital femenina y matrimonio infantil.

La interrupción en los programas de prevención como consecuencia del desvío y recorte de fondos debido a la pandemia de la COVID-19 podrían derivar a lo largo del próximo decenio en 2 millones adicionales de casos de mutilación genital femenina que, de otro modo, se podrían haber evitado.

El progreso logrado durante estos últimas décadas está bajo amenaza, por lo que el abordaje de la mutilación genital femenina debe estar en el centro de todos los planes y medidas de respuesta al COVID-19.

Estas son algunas de las conclusiones del webinar “El impacto del COVID 19 en la erradicación de la Mutilación Genital Femenina, el caso de Tanzania” organizado por la ONG Hope for girls and women Tanzania,  en el que participó el equipo de UNAF. Como principales ponentes se contó con Rhobi Samwelly, directora de la ONG y la experta consultora Annmarie Middelburg. 

En sus ponencias señalaron de qué forma algunas de las medidas puestas en marcha con motivo del COVID 19 pueden aumentar el riesgo de las niñas y adolescentes de sufrir mutilación genital femenina:

El cierre de las escuelas, puede facilitar la realización de la mutilación genital femenina, ya que las niñas a menudo se cortan durante las vacaciones escolares, por los cuidados que requiere la larga cicatrización. Además, aumenta el distanciamiento social y con ello está aumentando el aislamiento y la pérdida de apoyo y redes de protección, aumentando los riesgos de explotación y abuso sexual, matrimonio precoz, embarazo adolescente y mutilación genital femenina.

El cierre de los tribunales y otras instituciones que garantizan la aplicación de la ley, puede favorecer el aumento de la impunidad y la laxitud legal por la realización de la mutilación genital femenina. A esto se añade que los gobiernos están centrados en otras prioridades, relajando el control disuasorio sobre las comunidades practicantes.

El trabajo de las ONG y las activistas se ha visto interrumpido y debido al encierro y al distanciamiento social, no se pueden organizar actividades comunitarias (actividades de educación / sensibilización)

La reducción de las redes de apoyo de pares de niñas adolescentes, aumentando su aislamiento social y vulnerabilidad, y reduciendo su libertad de movimiento, acceso a fuentes de información y medios de comunicación.

El matrimonio infantil puede aumentar como estrategia familiar para reducir las cargas económicas y aumentar los gastos (relacionados con la dote y el precio de la novia).

También se señalaron las consecuencias para las niñas, adolescentes y mujeres que ya hayan sufrido la mutilación genital femenina:

En cuanto a la atención inmediata, el hecho de encontrarse con un sistema de salud desbordado y con pocos recursos que no pueda atenderlas adecuadamente, lo que puede aumentar la mortalidad.

El acceso limitado / nulo a la información y servicios de salud, incluidos los servicios de salud reproductiva y protección, ya que han cambiado para manejar las implicaciones de COVID-19

El miedo a la infección, la violencia y el maltrato por parte del personal de salud puede evitar que las niñas se acerquen a los servicios de salud, como señala UNICEF (Nota técnica de UNICEF)

Las ONG / profesionales que anteriormente ayudaron a las víctimas de la MGF no pueden trabajar. Dificultad de acceso a las comunidades, recortes de fondos, imposibilidad de realizar actividades comunitarias.

Al mismo tiempo, se apunta a que esta crisis puede abrir una oportunidad de cambio, como ya sucedió durante la epidemia del Ébola cuando en algunos países africanos, en los cuáles mientras la epidemia duró, la mutilación genital femenina se logró reducir a mínimos o incluso erradicar. Entonces , los gobiernos, las autoridades tradicionales, los líderes religiosos, el personal sanitario, las “mutiladoras”, se pusieron de acuerdo para parar la mutilación genital femenina porque aumentaba el riesgo de contagio de Ebola en las comunidades. Sin embargo, cuando el Ébola pasó, la  práctica de la mutilación genital femenina regresó.

Aquel hecho, fue una muestra de que cuando hay voluntad es posible el cambio social y abandonar aquellas tradiciones que hacen daño a las personas y la comunidad. En ese caso, lo que estaba en juego era la vida de niños y hombres, niñas y mujeres; en el caso de la mutilación genital femenina, lo que está en juego es la vida de la población femenina. Una muestra más del doble rasero en el patriarcado, cuando las vidas en juego son las de las mujeres, o cuándo el control de los cuerpos y las vidas de las mujeres, pesa más que los daños que sus muertes causen a la comunidad. En cualquier caso el COVID-19 nos ha demostrado que el mundo puede cambiar de un día para otro cuando está en juego la vida de sus habitantes, por lo que es urgente actuar para que esos cambios resulten también en la erradicación de la mutilación genital femenina y todas las violencias de género contra las mujeres

Para profundizar:

https://www.unicef.org/media/67506/file/TechnicalNote-COVID-19-and-HarmfulPractices-April%202020.pdf

https://www.unfpa.org/news/millions-more-cases-violence-child-marriage-female-genital-mutilation-unintended-pregnancies

https://www.unwomen.org/-/media/headquarters/attachments/sections/library/publications/2020/issue-brief-covid-19-and-ending-violence-against-women-and-girls-en.pdf?la=en&vs=5006

https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331699/WHO-SRH-20.04-eng.pdf?ua=1

https://www.endfgm.eu/news-en-events/news/adapting-in-emergencieis-a-promising-practice-for-ending-fgm-in-kenya/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *