Cómo tener relaciones sexuales sin riesgo de contagio

Como ya vimos en el post “Infecciones y enfermedades de transmisión sexual“, las ETS e ITS hacen referencia a aquellas infecciones o enfermedades que se transmiten principalmente por contacto genital, por lo que sería más correcto hablar de Enfermedades de Transmisión Genital (ETG) e Infecciones de Transmisión Genital (ITG).

Y es que: ¡la sexualidad es mucho más que los genitales! Por eso en este post vamos a concretar, explicando qué tipos de relaciones sexuales tienen riesgo de contagio y cuales no. 

Relaciones sexuales que SÍ tienen riesgo de contagio

Coito (penetración vaginal) sin preservativo o penetración anal sin preservativo.

Relaciones buco-genitales sin protección (lamer o chupar los genitales de otra persona).

Para prevenir, basta usar siempre preservativo en el coito o en la penetración anal, y no mantener relaciones buco-genitales sin protección, a menos que estemos seguros de que nuestra pareja está  libre de ITS. Aunque debemos recordar que estas infecciones pueden estar muchos años sin presentar síntomas y que, aunque la pareja pueda tener un aspecto totalmente sano, puede transmitirnos una ITS.

enfermedades-sexual_ets

 Relaciones sexuales que NO tienen riesgo de contagio

– El coito con preservativo.

– La penetración anal con preservativo.

Las relaciones buco-genitales con protección. Por ejemplo: lamer o chupar el pene de un hombre, si el hombre  lleva puesto un preservativo, es seguro. También es seguro lamer o chupar los genitales  de una mujer si dichos genitales se cubren con un cuadro  de látex o, en su defecto, con un preservativo masculino  abierto o con un film transparente, como los que se usan para envolver alimentos y que no sea apto para micro­ondas.

Acariciar o tocar los genitales  de la otra persona con la mano  o con otras partes del cuerpo que no sean los propios  genitales o la boca.

Son muchas las relaciones eróticas por las que no se transmite ninguna infección: besos, abrazos, caricias con las manos por todo el cuerpo, masajes, masturbación compartida (una persona masturba a otra con las manos)… todas ellas prácticas eróticas que sí pueden transmitir placer y satisfacción a ambos miembros de la pareja. 

Así que ya lo sabes, sexo sí… ¡pero seguro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *