Khady Diouf: “Europa y África son dos continentes ligados no solo por una frontera geográfica sino también por las relaciones humanas”

25 de mayo Día Mundial de África

Con motivo del Día Mundial de África, entrevistamos a Khady Diouf, joven activista senegalesa por los derechos de las mujeres, que con su propio ejemplo rompe los estereotipos sobre África. Máster enLiteratura y Civilización Española por la Universidad de Cheikh Anta Diop de Dakar, experta en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de España y mediadora intercultural, nos acerca la realidad de su país, comparte su experiencia como mujer africana migrante en Europa y nos ofrece su visión sobre la importancia de la cooperación entre los dos continentes.

Siendo senegalesa llama la atención tu interés por la literatura española, ¿de dónde surge?

Mi  interés por la lengua y la literatura española parte primero de lo que era mi voluntad de descubrir el significado de las letras de las canciones en las telenovelas que solían pasar en la tele. Luego, teníamos una profesora de español en el colegio que utilizaba el método comunicativo para la enseñanza del español. Este método daba a su clase un ambiente favorable para la comunicación y el interés del alumnado por la lengua.

¿Qué papel crees que juega la literatura, y en general la cultura, en el desarrollo de los pueblos?

Sin cultura, no se puede hablar de pueblos, de sociedad y tampoco de humanidad. La literatura seria esta parte de las ciencias humanas que lleva a la ficción ciertos temas de la vida social sin por tanto quitarle enteramente su parte real. Cada obra literaria esconde una idea, un pensamiento y una ideología de su autor inspirada de su vivencia diaria. Por tanto, la literatura constituye un medio de concientización a las masas, de crítica de un sistema, de una divulgación de las culturas y tradiciones propias de una sociedad o de un país.  Lo cual constituye un paso imprescindible hacia un desarrollo social de un país y de un pueblo.

¿Y cuáles son los desafíos que afronta actualmente tu país, Senegal?

Senegal, como la mayoría de los países africanos, está en un proceso de cambio  económico y social bastante complejo que necesita el apoyo de toda la población. La inestabilidad política de unos países vecinos como Mali, constituye una amenaza a la que se enfrenta. En el régimen actual se debe reforzar también el sistema educativo y promover una mayor inserción laboral de los y las jóvenes.        

Como experta en relaciones internacionales, ¿cómo crees que se pueden tender puentes entre Europa y África?

Europa y África siempre mantuvieron estrechas  relaciones políticas y sobre todo económicas. Además son dos continentes ligados no solo por una frontera geográfica física sino también por las relaciones humanas.

De lo que se debe hablar en el contexto actual de la globalización económica es reconstruir y crear nuevas relaciones económicas de equilibrio en las que tanto Europa como África podrán beneficiarse. 

¿Por qué decidiste venir a España y cuál ha sido tu experiencia como mujer africana migrante?

Decidí venir a España para continuar estudios en Diplomacia y relaciones internacionales tras haber terminado mi máster de lengua y literatura española. De mi estancia, sigo teniendo experiencias relacionadas, unas por mi condición de mujer y otras por mi estatuto de migrante africana. Ser mujer migrante es una tarea muy difícil porque una se enfrenta a una situación de extrema vulnerabilidad. Muchas de las migrantes africanas tienen la falta de dominio de la lengua como primer obstáculo a la integración social. No ha sido mi caso pero eso no impide que yo siga enfrentándome a otras situaciones bastante complejas.

¿Qué estereotipos crees que hay en España en su mirada sobre África?

Comparada con los demás países europeos, España es muy receptiva con respecto a África y sus migrantes. Sin embargo, falta todavía una mayor consideración y valoración de la imagen de África por parte de los ciudadanos. La mayoría considera a los y las migrantes africanos como no cualificados y sin capacidades intelectuales suficientes, dificultando su inserción laboral y social llevándoles a desempeñar trabajos muy específicos y que no honran su imagen.

Hablando de las relaciones estrictamente estatales, pienso que España está ocupando ahora una posición geoestratégica importante en la mayoría de los países africanos, sobre todo en la parte occidental. Esta posición se explica en gran parte por la importancia de la lengua española en el sistema educativo de estos países. Por tanto, las relaciones interestatales, que en sus principios eran principalmente de carácter cultural, se están transformando en una cooperación política y económica muy importante. La migración también ha contribuido a otras formas de cooperación entre ciertos países africanos y España al ocupar esta una posición geográfica de puerta de entrada al continente europeo. 

¿Cómo crees que se puede seguir avanzando en los derechos de las mujeres africanas y en el ejercicio de su ciudadanía aquí y allí?

En África y mas particularmente en Senegal, la mujer ha ocupado una posición muy importante dentro de sus familias y sus comunidades, aunque fue durante mucho tiempo invisibilizada.  En un momento de la historia africana, esta posición femenina fue alterada por el sistema colonial y por los cambios sociales que nacieron de los contactos con otras sociedades y civilizaciones. Ahora, estamos en un momento en que la gran lucha femenina se centra en la recuperación de este papel de la mujer en las sociedades africanas.

Desde mi punto de vista, los esfuerzos se deben centrar sobre todo en la formación de la mujer como principal clave de empoderamiento. Con ella podremos conseguir la emancipación y autonomía económica que falta y que constituye la principal razón de la vulnerabilidad de la mujer africana de aquí y allí.

Colaboras con UNAF en talleres de salud sexual y prevención de la mutilación genital femenina como mediadora intercultural, ¿Qué aporta este trabajo? ¿Por qué crees que es importante?

Pienso que la mediación intercultural juega un papel muy importante como puente entre dos culturas, dos realidades, en el acercamiento a la población migrante y extranjera. También es importante para conocer algunos mandatos sociales que son difíciles de entender desde la cultura occidental. Por ello, es importante en la lucha contra la mutilación genital femenina, que es una de las violaciones de género normalizadas que sufren las mujeres en África. Y considero muy valioso el trabajo de prevención de esta práctica que está desarrollando UNAF y que constituye un recurso para las personas afectadas o en situación de riesgo de la practica residentes en España.

¿Cuáles son tus sueños para el futuro?

Sueño con un mundo más igualitario y un África donde reinará una estabilidad política que pueda favorecer su desarrollo social y económico. Sueño con ver una sociedad africana donde la Mujer y la Infancia tendrán mayor consideración y protección y un fin de los acosos de cualquier tipo a los que están sometidas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *