Los beneficios de la masturbación

Los órganos genitales forman parte de nuestra sexualidad pero, si pensamos que la sexualidad sólo tiene que ver con los genitales, reduciremos nuestra capacidad de sentir placer. Y es que el cuerpo, tanto en la mujer como en el hombre, tiene muchas zonas sensibles que posibilitan placer y bienestar y permite disfrutar, ya que todo el cuerpo es nuestro principal  órgano  sexual.

Las parejas suelen continuar para que la mujer tenga un orgasmoEl coito y la penetración son prácticas sexuales, pero no son las únicas posibles, ni necesariamente las mejores  ni las más satisfactorias para todos  los hombres ni para todas las mujeres. De hecho, para muchas personas con vidas sexuales muy placenteras, el coito no suele ser una práctica sexual habitual.

La idea de que las relaciones sexuales tienen que consistir siempre en penetración limita las posibilidades de disfrutar de muchas personas, que en un momento dado disfrutan más con otro tipo de relaciones en las que no se producen penetración (las caricias en el clítoris, que es la zona que más placer causa a las mujeres). Por tanto, no limitemos nuestra capacidad de sentir placer y, si tenemos  una pareja en la que confiamos, es bueno experimentar.

La masturbación

Consiste en que una persona acaricia su propio cuerpo, especialmente los genitales, para tener sensaciones agradables y sentir placer. A veces este placer llega a producir un orgasmo, aunque no siempre. La masturbación puede ser una práctica sexual compartida si se realiza en compañía o si una persona masturba a otra.

La masturbación es, por  tanto, una caricia o un conjunto de caricias  que nos proporcionan placer y bienestar. Es otra manera de hacer el amor. Como  toda  práctica  amorosa, es voluntaria y la hace quien lo desea, solo quien lo desea, bien en soledad o bien compartiéndola con alguien que también disfrute con la masturbación.

UNAF_mujerLa masturbación, en términos de salud sexual, es muy positiva ya que permite a la persona conocer su propio cuerpo, saber cómo funciona, identificar sus zonas sensibles  así como los movimientos y los ritmos que les gusta y los que no, aprender qué caricias  les resultan  más agradables… A través de la masturbación, mejora  el conocimiento de cada persona sobre su propio orgasmo. Las personas que  aprenden a disfrutar a solas tienen  más posibilidades de disfrutar en compañía, pues están en condiciones de hablar sobre sus gustos y preferencias.

La masturbación es una de las muchas prácticas tabúes, sobre todo para las mujeres, y en torno a ella se han tejido muchas mentiras.

Debemos saber que masturbarse no causa enfermedades (ni en mujeres ni en hombres), ni salen granos, ni se cae el pelo, ni produce locura, ni adicción…  Por el contrario, la persona que se masturba tiene control sobre esta conducta como sobre cualquier otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *