Métodos anticonceptivos de barrera

Los métodos anticonceptivos de barrera son aquellos que se insertan en los órganos reproductores del hombre o la mujer impidiendo que el esperma sea depositado en la vagina.

Preservativo masculino o condón

Funda muy fina de látex (también de poliuretano para personas alérgicas) que se coloca sobre el pene en erección. En su extremo cerrado suele llevar un pequeño reservarlo que facilita el depósito del semen tras la eyaculación.

anticonceptivos_barrera

Tiene una eficacia entre el 86% y 97% si se utiliza adecuadamente. Es de un solo uso y se aconseja usarlo en todas las circunstancias en las que haya penetración pues, además de evitar embarazos, evita el riesgo de contraer Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

El preservativo también puede ser un complemento de otros métodos anticonceptivos y puede usarse en prácticas de sexo oral.

Además, tiene otras ventajas:

  • Es accesible, fácil de usar y no es caro.
  • Carece de efectos secundarios.
  • No resta placer, ni al hombre ni a la mujer, pues el material que lo compone permite una gran sensibilidad en las relaciones coitales y/o en las buco-genitales.
  • Proporciona más oportunidades para el placer, por la tranquilidad y la seguridad que aporta, eliminado los temores al embarazo y al contagio de infecciones.
  • No se rompe con facilidad pues el material es muy resistente, pero conviene seguir las instrucciones de uso.

Instrucciones de uso: El preservativo, cuando falla, es porque se ha utilizado mal, por lo que conviene seguir estos consejos:

  • Adquirir los preservativos en un establecimiento que ofrezca garantías.
  • Conservarlos de manera adecuada. Es importante no exponerlos a presiones ni a temperaturas elevadas que favorezcan su deterioro.
  • Colocarlos de manera correcta: en cada envase de preservativos suelen incluirse unas instrucciones, aunque es buena idea que la mujer o el hombre “ensayen” su colocación antes de decidirse a usarlos.
  • Aprender a retirarlos de manera correcta. Una vez que la eyaculación se ha producido, el hombre debe sostener el preservativo por su base, retirar el pene de la vagina, y entonces retirar el preservativo del pene.

Otros consejos:

Aunque el preservativo se lo ponga el hombre, es importante que la mujer sepa cómo funciona, lo lleve encima si considera que puede tener relaciones sexuales con penetración y que tome decisiones sobre su uso.

En muchas ciudades existen centros de planificación y asociaciones que distribuyen preservativos gratuitamente.

Preservativo femenino

Funda de un plástico muy fino pero muy resistente (poliuretano) que se presenta lubricado con una sustancia a base de silicona. Recubre las paredes de la vagina y también la vulva.

El preservativo es la mejor forma de prevenir ETS

Su eficacia oscila entre el 79 y el 95%. Se puede adquirir en farmacias y en tiendas especializadas (sex shops), sin necesidad de receta.

Como el masculino, es de un solo uso y previene el contagio de las ITS. Su uso requiere un cierto aprendizaje (ensayo) antes de utilizarlo para tener las mayores garantías de efectividad durante las relaciones sexuales.

Aunque es algo más caro que el preservativo masculino, tiene algunas ventajas más:

  • Está hecho de poliuretano por lo que no provoca alergias, como sucede con el látex, y es más resistente.
  • Se puede colocar algunas horas antes de practicar el coito favoreciendo más la espontaneidad durante las relaciones, mientras que el condón hay que colocarlo en el momento de la erección y retirarlo cuando esta se acaba.
  • Proporciona autonomía a la mujer, que lo usa porque así es ella quien controla su protección y su salud.

¡LOS PRESERVATIVOS, MASCULINO Y FEMENINO, SON LOS ÚNICOS MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS QUE EVITAN EL CONTAGIO DE LAS INFECCIONES Y ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL!

Diafragma

Caperuza o casquete de látex muy flexible que se coloca en el fondo de la vagina, cubriendo completamente el cuello del útero para impedir el paso de los espermatozoides al interior.

anticonceptivos_diafragma

Es efi­caz entre un 82 y un 96 %. No evita el contagio de ITS. Las mujeres interesadas en este método deben consultar a su médica o médico, o en un centro de atención sexológica, pues su uso requiere controles médicos.

A pesar de los inconvenientes, cuando se usa correctamente, es un método de una gran eficacia para prevenir embarazos y da a la mujer control sobre su sexualidad en relación con los embarazos no deseados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *