¿Por qué educar en diversidad sexual?

Hoy queremos hablar sobre la diversidad afectivo-sexual, a raíz del estudio “Homofobia en las aulas: ¿Educamos en la diversidad?”que ha publicado recientemente COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid).

guia-sexualidad-008El informe, realizado a partir de 5.200 encuestas de más de 37 centros educativos, ha revelado que el 90% de los alumnos de secundaria reconoce que hay homofobia en la aulas.

¿Qué significa esto? Que nueve de cada diez alumnos de institutos públicos de la Comunidad de Madrid sienten que hay rechazo hacia lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB) en las aulas de Secundaria.

¿Qué es la orientación sexual? *

Según la APA (Asociación Americana de Psicología), la orientación sexual es la atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otra persona. (Puedes ampliar esta definición en el post “La orientación sexual“).

Es fácil distinguir de los otros componentes de la sexualidad, que incluyen el sexo biológico (presencia de órganos sexuales masculinos o femeninos), identidad de género (el sentido psicológico, social y cultural de ser hombre o mujer) y el rol social de género (conformidad respecto a las normas culturales sobre la conducta masculina o femenina).

La orientación sexual existe a lo largo de un tramo continuo, cuyo rango va desde la homosexualidad exclusiva hasta la heterosexualidad exclusiva, incluyendo también varias formas de bisexualidad.

Las personas heterosexuales sienten atracción sexual, emocional y afectiva hacia personas de distinto sexo, mientras que las personas bisexuales sienten atracción sexual, emocional y afectiva tanto hacia su propio sexo como hacia el sexo opuesto.

La orientación sexual difiere de la conducta sexual, pues se refiere a sentimientos y auto-concepto. Las personas pueden o no expresar su orientación sexual en sus comportamientos.

¿Qué es la homosexualidad?

Es la orientación sexual de las personas que se sienten atraídas afectiva, emocional y sexualmente hacia las personas de su mismo sexo. Las personas con una orientación homosexual a menudo se denominan gays (tanto hombres como mujeres) o lesbianas (sólo para mujeres). La orientación gay y lésbica no debe confundirse con transgénero, transexualidad, transformismo o travestismo.

Es un tema que en muchas culturas permanece muy oculto, como si no existiera, o como si, en caso de existir, fuera algo negativo, o estuviera “mal visto”. Esto se ha considerado así, tal vez, por ser menos frecuente y por considerarse que lo “normal” es que las parejas estén formadas por un hombre y una mujer.

Pero la posibilidad de gustarse, amarse, quererse, ser una pareja, disfrutar con la sexualidad, sentirse felices, formar una familia… no es algo exclusivo de heterosexuales. 

La sexualidad es mucho más que el coito

Consecuencias de la homofobia en el aula

La percepción de rechazo que revela el estudio es muy grave y tiene muchas consecuencias para los y las adolescentes. Por ejemplo, que el 80% del alumnado que se define como no heterosexual oculta su orientación sexual en clase por miedo al rechazo.

En sus casos, salir del armario incrementa el nivel de exposición al acoso escolar homofóbico-bifóbico, ya que un 10% de los estudiantes que han revelado su orientación sexual han sufrido agresiones físicas homofóbicas en su centro educativo, tres veces más que entre quienes deciden mantenerla oculta.

Los alumnos migrantes y la homofobia

Un dato importante del estudio en lo que a la temática de este blog se refiere es que el alumnado de origen extranjero tiene mayores expectativas de rechazo y mayores prejuicios. Sin embargo, no tienen un comportamiento más homófobo que el de sus compañeros con padres españoles, aunque su nivel de victimización sí que es mayor, al unirse factores como la xenofobia y el racismo.

Otro dato relevante es que los varones bisexuales con progenitores de origen extranjero son los más susceptibles de ser víctima de acoso y quienes más rechazo experimentan por su orientación sexual entre sus familias, compañeros y compañeras del instituto.

La necesidad de educar en la diversidad sexual

El estudio revela que la homofobia y bifobia es semejante entre el alumnado heterosexual y el homosexual/bisexual, al ser educados en un contexto homófobo-bífobo. La única diferencia es que aumenta la victimización entre homosexuales y bisexuales, potenciando en ocasiones su homofobia-bifobia, como reacción.

El miedo aumenta ante la percepción que tiene el 42% del alumnado encuestado que opina que el profesorado muestra una preocupante pasividad ante comportamientos homófobos en el aula, percepción que llega a un abultado 53% entre el alumnado LGB.

El coordinador de la investigación, Ekaitz López Amurrio, afirma que “no podemos abandonar a los menores LGB a su suerte, pues la homofobia que perciben como modelo en su hogar convierte en víctimas a los alumnos LGB (o a los que lo parecen). Es necesario contrarrestar esa influencia responsabilizando a toda la comunidad educativa sobre la necesidad de incorporar la educación en la diversidad sexual y de género a través de programas y unidades específicas complementados con acciones transversales, como el uso de un lenguaje inclusivo o el recurso a referentes LGTB en el aula”.

En este sentido, la presidenta de COGAM, Esperanza Montero, ha indicado que “no podemos pedirle a las y los docentes que se conviertan en héroes y heroínas,  las autoridades administrativas, y en este caso, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, debe afrontar el problema mediante protocolos específicos y la formación suficiente al profesorado”.

* Textos pertenecientes a la “Unidad Didáctica: 25 cuestiones sobre la orientación sexual“, una guía destinada a docentes, orientadores y formadores para trabajar la orientación sexual en ámbito escolar. Publicada por la Federación de Enseñanza de CCOO. 

En este enlace encontraréis más documentos de información sobre Diversidad afectivo-sexual y Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *