Por una educación en salud sexual desde la diversidad, la igualdad y la interculturalidad

Con motivo del Día Mundial de la Salud Sexual y Reproductiva 2017, la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) reivindicamos la importancia de la educación en salud sexual desde un enfoque de diversidad, igualdad e interculturalidad.

LOGO_DMSS_2017“La salud sexual constituye un hecho inherente al ser humano y una parte indiscutible de la experiencia de salud general de las personas, que afecta directamente al bienestar individual y comunitario y al modo en que nos relacionamos con los demás. Por eso es tan importante la educación“, señala Ascensión Iglesias, presidenta de UNAF.

Una educación que debe tener en cuenta que la sexualidad no es única ni universal sino que está condicionada por factores biológicos, culturales, religiosos, socioeconómicos, educativos, políticos, que dan lugar a una gran diversidad de normas, ideas y prácticas sexuales.

En España, contamos con una población migrante de gran diversidad cultural, religiosa e ideológica, que representa un reto en los procesos de acogida e inclusión en nuestra sociedad. Por este motivo, desde UNAF promovemos la salud sexual y reproductiva de esta población teniendo en cuenta esta gran diversidad de manifestaciones de la sexualidad desde un enfoque intercultural, fomentando la igualdad entre hombres y mujeres y concienciando sobre los derechos sexuales y reproductivos como parte fundamental de los derechos humanos.

“Conocer estos códigos culturales nos permite aproximarnos de forma respetuosa a la sexualidad de las personas y, al mismo tiempo, superar estereotipos, desmontar mitos, aclarar dudas y desterrar falsas creencias, con el fin último de que las personas puedan vivir su sexualidad de forma placentera y segura, sin coerción, discriminación ni violencia“, explica Ascensión Iglesias.

2017-05-25-PHOTO-00000057Para ello, en UNAF desarrollamos actividades formativas y de sensibilización, tanto con personas migrantes como con las y los profesionales del ámbito social, educativo y sanitario que les atienden.

Una labor para la que contamos con la colaboración de mediadoras y mediadores interculturales que contribuyen a acercar a las diferentes culturas y a aproximarse a las cuestiones sobre sexualidad que en muchas ocasiones son difíciles de abordar y están repletas de tabúes.

Esto forma parte de un programa de promoción de la salud sexual en población migrante que venimos desarrollando desde hace diez años gracias al apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y que se enmarca en el objetivo principal de la entidad de de promover los derechos y el bienestar de todas las familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *