UNAF forma a más de 150 agentes de la Policía Nacional en prevención de la mutilación genital femenina

“De una actuación adecuada depende que se pueda salvar a las niñas en riesgo de mutilación genital femenina“. Esta idea tan sencilla es una de las claves de la prevención contra una práctica que atenta contra los derechos humanos, que supone una de las formas más extremas de violencia de género y que actualmente están en riesgo de sufrir unas 17.000 niñas en España.

Por eso, desde 2015,  la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) hemos formado a más de 150 agentes de la Policía Nacional en prevención de la mutilación genital femenina, la última de ellas fue impartida el pasado mes de junio a 35 policías, hombres y mujeres, que se mostraron muy interesados en ampliar sus conocimientos y recursos para la prevención.

imagen_sesion_policiaA lo largo de cinco sesiones, desde UNAF ofrecemos formación para la prevención y actuación ante la mutilación genital femenina y los matrimonios forzados a funcionariado de la Policía Nacional encargado de investigaciones y apoyo a víctimas de violencia intrafamiliar, de género y de agresiones sexuales.

Este programa formativo se inscribe en el “Curso de Especialización de Unidad Familiar y Mujer (U.F.A.M)”, que organiza la Dirección General de Policía y que es fruto de la estrecha colaboración y el compromiso entre este organismo y UNAF, como entidad experta en la sensibilización sobre esta materia en España.

“Es fundamental formar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que puedan contribuir de manera efectiva a la erradicación de la mutilación genital femenina. Debemos priorizar la prevención por encima de todo y evitar en lo posible una doble victimización“, asegura Ascensión Iglesias, presidenta de UNAF.

La labor de sensibilización de UNAF tiene como una de sus líneas estratégicas la formación de profesionales que trabajan con población migrante desde diferentes ámbitos, como el sanitario, educativo, servicios sociales, judicial o fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado, a los que se facilita información sobre la realidad de la práctica, el marco normativo y se les ofrecen herramientas para su abordaje, como esta guía para profesionales:

A esto se une la formación de población migrante a través de talleres de sensibilización, que promueven la reflexión y la toma de conciencia sobre las consecuencias que la mutilación genital tiene para la salud y la vida de las mujeres y las niñas y favorecen el cuestionamiento de las prácticas tradicionales desde el enfoque de género y de derechos. Para ello UNAF cuenta con el apoyo de mediadores y mediadoras interculturales que ayudan a realizar un acercamiento respetuoso, teniendo en cuenta las diversas claves culturales, pero firme en la defensa de los derechos humanos.

Confiamos en que la suma de la sensibilidad y formación de todos los profesionales implicados contribuya a evitar el máximo número de casos de mutilación genital femenina, tal y como ocurrió recientemente en el Reino Unido con el caso de “Zara”, que ha sido la primera persona en recibir un mandato judicial para protegerla de un matrimonio forzado y de la mutilación genital femenina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *