UNICEF analiza la mutilación genital femenina

Corte, escisión, ablación, circuncisión femenina, sunna, ñyakaa, mutilación genital femenina… Tiene muchos nombres pero, en todos los casos, equivale a cortar y extirpar los genitales de la mujer, total o parcialmente. A pesar de ser una práctica muy perjudicial para la salud y el bienestar de mujeres y niñas, más de 125 millones de mujeres vivas han sido sometidas a ella y 30 millones de niñas corren el riesgo de ser víctimas de la mutilación/ablación en la próxima década.

Para UNAF, su erradicación es prioritaria y, por eso, llevamos desde 2011 desarrollando el Programa de prevención e intervención ante la mutilación genital femenina, con actividades de concienciación, información y sensibilización de profesionales y órganos de gobierno; y la intervención con población inmigrante en riesgo de mutilación o mutilada.

La mutilación genital femenina es perjudicial para la salud y el bienestar de niñas y mujeres

Fotografía de UNICEF

Por eso nos ha resultado muy interesante y útil el informe “Mutilación/ablación genital femenina: Resumen estadístico y exploración de la dinámica del cambio”, que ha publicado recientemente UNICEF y que es hoy en día la más amplia compilación de datos y análisis sobre esta cuestión.

Estas son las principales cifras y conclusiones que han extraído:

  • Disminuye la probabilidad de sufrir esta práctica. Las encuestas realizadas demuestran que, en la actualidad, las niñas tienen menos probabilidades de sufrir esta práctica que hace 30 años, y que el apoyo a la misma está disminuyendo, incluso en países donde su incidencia es casi universal, como Egipto y el Sudán.

  • Aumenta la oposición, también entre los hombres: En la mayoría de los países analizados existe una marcada oposición a la mutilación o ablación genital femenina. Además, según las encuestas, no sólo las niñas y las mujeres están en contra, un número significativo de hombres y niños también se oponen a ella. En concreto, en tres países –el Chad, Guinea y Sierra Leona– más hombres que mujeres desean que se ponga fin a la mutilación/ablación genital femenina.

  • El riesgo persiste por la percepción de que es una “obligación social” y la falta de comunicación abierta. Aunque el nivel de apoyo se ha reducido, millones de niñas siguen altamente expuestas a este riesgo. El informe hace hincapié en la diferencia entre la “opinión personal” sobre la mutilación genital y el arraigado sentido de obligación social que favorece su continuación, agravada por la falta de una comunicación abierta sobre un tema tan sensible y privado como éste. El informe recomienda abrir la práctica de la mutilación/ablación a un mayor escrutinio público y poner en tela de juicio la percepción errónea de que “todos los demás” la aprueban.

La A/MGF es una violación de los derechos de la niña a la salud, el bienestar y la autodeterminación

Fotografía de UNICEF

  • Las leyes por sí solas no bastan. Aun cuando el informe acoge con satisfacción las leyes contra la mutilación genital femenina que ha adoptado la gran mayoría de los países donde se practica, UNICEF insta a tomar medidas que complementen la legislación y a aprovechar la dinámica social positiva en favor del cambio en las normas sociales.

  • La educación es una estrategia fundamental. El informe destaca la función que desempeña la educación en el cambio social y hace notar que las hijas de madres con niveles educativos más altos corren un riesgo menor de ser víctimas de dicha práctica. Asimismo, destaca el hecho de que la escolarización contribuye a que las niñas establezcan vínculos con otras personas que se oponen a la mutilación/ablación genital.

A pesar de estos avances, millones de niñas y mujeres siguen en peligro, por lo que es necesario que continuemos trabajando, informándonos, concienciando e interviniendo hasta lograr su plena erradicación.

Una respuesta a “UNICEF analiza la mutilación genital femenina”

  1. […] dentro del marco de los derechos humanos y de la igualdad entre mujeres y hombres. Por ejemplo, la ablación o mutilación genital femenina es una práctica que viola los derechos de las mujeres y niñas a la salud y al […]

Responder a Cómo influye la cultura en la sexualidad | Salud sexual en clave cultural | Un sitio de UNAF Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *