UNAF celebra el Día de los Gitanos y Gitanas Madrileños

Manuela Mayoral Silva y Mariano González Carbonell, conductores del acto

Madrid, 25 mayo 2021 – La Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) participó ayer en la celebración del Día de los Gitanos y Gitanas Madrileños, organizada por la Mesa de Diálogo de la Población Gitana de la Comunidad de Madrid, de la que forma parte. Al evento, que tuvo lugar en el Centro Cultural El Pozo del Tío Raimundo, asistieron numerosas personas gitanas, representantes de asociaciones y de las instituciones.

Durante el homenaje, cuatro jóvenes gitanos y gitanas leyeron un manifiesto que recordó los orígenes de esta celebración, las consecuencias de la pandemia y la importancia de la resistencia y la lucha gitanas. Además, representantes de asociaciones gitanas participaron en un coloquio donde profundizaron en la afectación de la crisis de la Covid-19 en la población gitana. 

Actuación de Remedios Amaya

De este modo, se denunciaron situaciones de discriminación y exclusión social de las personas gitanas, como la de la Cañada Real, la situación laboral de la mayoría de las personas gitanas (dedicadas al arte o a la venta ambulante), la brecha digital así como el golpe a la idiosincrasia gitana al no poder acompañar a sus familiares enfermos. Frente a ello, se reivindicaron derechos y se destacó como consecuencia positiva de la pandemia cómo las familias están ahora más unidas que nunca.

El cierre del acto correspondió a Enrique Ruiz Escudero, Consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, seguido de las actuaciones de “La Negri” y “Remedios Amaya”, que cantó por bulerías en un ambiente festivo, sin olvidar las normas de seguridad frente al coronavirus. Tras las actuaciones, las personas asistentes pudieron contemplar una exposición sobre la historia y la cultura del pueblo gitano.

Día de los Gitanos y Gitanas Madrileños

La Asamblea de la Comunidad de Madrid declaró el 24 de mayo del año 2016 como el día de las gitanas y gitanos madrileños, recordando que fue el 24 de mayo de 1.484 cuando en sesión celebrada en la iglesia del Salvador, los regidores de la Villa de Madrid concedieron a los gitanos una donación de 1.000 maravedíes para seguir en peregrinación por los caminos. Este episodio, fue un ejemplo de grandeza, cariño y respeto simbolizado en sus gobernantes que supieron abrir su corazón a nuestro Pueblo. La celebración del 24 de mayo es un paso más hacia el reconocimiento social e institucional de la cultura gitana como patrimonio común de todos los madrileños y madrileñas.

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín