UNAF reivindica la Agenda 2030 para la igualdad de género en las jornadas ‘Desarrollo sostenible y mujer’

La Unión de Asociaciones Familiares ha participado en las jornadas ‘Desarrollo sostenible y mujer. Nuevos horizontes en el marco de la Agenda 2030’, organizadas el 29 y 30 de abril por la Universidad de Salamanca con el apoyo del Instituto de las Mujeres, para analizar, debatir y promover la importancia de incorporar el enfoque integral de género ante los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el protagonismo de la mujer en el impulso de las políticas públicas encaminadas a su consecución.

Ascensión Iglesias, presidenta de UNAF, ha intervenido en la mesa redonda de asociaciones, grupos de acción local y organismos públicos, para hablar sobre los objetivos de la Agenda 2030 para la igualdad de género y recordó que “los objetivos de esta agenda solo serán sostenibles si los beneficios favorecen por igual a hombres y mujeres. Y los derechos de las mujeres solo serán una realidad si forman parte de esfuerzos mayores por proteger el planeta y garantizar que todas las personas puedan vivir con dignidad y respeto”.

Desde este marco, la presidenta de UNAF señaló los principales desafíos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el ámbito de la igualdad y ofreció algunos datos sobre la situación de los derechos de las mujeres y las niñas en el mundo: En 18 países los maridos pueden impedir legalmente que sus mujeres trabajen y en 49 países se carece de leyes para proteger a las mujeres de la violencia de género. Además, el  19% de mujeres y niñas han experimentado violencia física o sexual por parte de su pareja, más de 200 millones de mujeres y niñas han sufrido mutilación genital femenina y 650 millones de niñas y mujeres que viven actualmente se casaron siendo niñas.

Esta desigualdad se extiende al ámbito laboral y doméstico: Las mujeres representan solo un 28% de quienes se dedican a la investigación a nivel mundial, tienen un mayor número de trabajos a tiempo parcial, en España la mayor tasa de desempleo corresponde a las mujeres y la brecha salarial se sitúa por encima del 20%, y las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres al trabajo doméstico y no remunerado.

Además, la desigualdad impacta fuertemente sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Así, solo el 52% de las mujeres casadas o en otro tipo de unión es libre de tomar sus propias decisiones respecto a las relaciones sexuales, al uso del anticonceptivo y a la atención sanitaria.

Por todo ello, el objetivo fundamental de la Agenda 2030 es impulsar el compromiso de la comunidad internacional para el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas a través de objetivos específicos, como conseguir el acceso a la educación igualitaria, eliminar todas las formas de violencia de género, proporcionar acceso universal a la salud sexual y reproductiva, promover la corresponsabilidad y reconocer los cuidados y el trabajo doméstico no remunerado, asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y desarrollar políticas para la igualdad.

Para lograr la igualdad de género es necesario educar en igualdad desde edades tempranas, evitando prejuicios, eliminando el acceso a estímulos sexistas, promoviendo patrones ejemplares de conducta y realizando un seguimiento de durante el desarrollo cognitivo”, ha señalado Ascensión Iglesias, concluyendo que “la discriminación de género, que sigue obstaculizando a las mujeres, es también un obstáculo para nuestro mundo”.

Noticias relacionadas

Suscríbete a nuestro boletín