[column size=”1-4″ last=”0″ style=”0″]
[menu name=”Mediacion”]
[/column]
[column size=”3-4″ last=”1″ style=”0″]

La Mediación Familiar en situaciones de separaciones y/o divorcio, es un proceso en el que las parejas solicitan o aceptan la intervención de una tercera persona, llamada mediador/a, con la finalidad de llegar a acuerdos que les permitan reorganizar su relación como padres/madres, de tal forma que la separación no sea un obstáculo que dificulte o impida a las/los hijas/os mantener una relación abierta y equilibrada con ambos progenitores.

La mediación tiene entre sus objetivos impulsar un acercamiento entre las personas inmersas en un conflicto de pareja, permitiéndoles clarificar e identificar los intereses en común, y de esta forma establecer una negociación que desemboque en acuerdos satisfactorios para toda la familia. Con la mediación no hay ganadores ni perdedores; la polaridad del conflicto se resuelve en un clima de cooperación parental mediante la búsqueda de soluciones armónicas en beneficio de todas las personas que se ven afectadas por ellas.

Las situaciones de separación y/o divorcio

Cada situación de separación y/o divorcio es única, al igual que cada relación de pareja. Durante el matrimonio o la convivencia la pareja trabaja conjuntamente para resolver los problemas familiares. La paternidad y educación de hijos e hijas es difícil incluso en las mejores circunstancias. Cuando está a punto de producirse la ruptura ese “trabajar juntos” se hace más difícil, y sin embargo hay nuevos problemas que resolver. Si una vez producida la separación los progenitores continúan sin entenderse, la parentalidad entre dos hogares diferentes puede complicar aun más un trabajo que ya es complejo de por sí.

[/column]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.