¿Qué aporta la mediación?

Mediar es enseñar a comunicarse

La mediación familiar posee una serie de características que le convierten en una alternativa sumamente ventajosa a la hora de afrontar una ruptura matrimonial o convivencial cuando se tienen hijas/os en común. A continuación se describen algunas de estas peculiaridades:

  • Permite el restablecimiento de la comunicación entre ambos progenitores. Ofreciendo a la pareja un espacio, neutral y confidencial, donde hablar de los problemas que les preocupan con respecto a su separación.
  • Fomenta en los participantes actitudes de colaboración frente a las de confrontación propias de un procedimiento contencioso. En una mediación, ambos progenitores están de un mismo lado, del lado de la familia y, por tanto, son capaces de priorizar un interés compartido, como es la parentalidad, frente a los intereses personales de cada uno de ellos.
  • Ofrece a los progenitores la oportunidad de tomar sus propias decisiones con respecto al futuro de sus hijas e hijos, sin que nadie deba hacerlo en su lugar. El acuerdo que se busca es “su” acuerdo y la búsqueda se realiza por ambos progenitores de forma conjunta.
  • Facilita la posibilidad de aprender nuevas maneras de encontrar soluciones a los problemas tantas veces discutidos entre la pareja. Nuevas formas de encontrar zonas de consenso que en un futuro pueden ayudarles a dar respuestas en común a los problemas que puedan surgir una vez producida la ruptura.
  • La mediación familiar es claramente beneficiosa para hijas e hijos, ya que en ella se van a analizar los comportamientos y las actitudes que los progenitores deben tener a la hora de atenuar las consecuencias que la separación puede tener en el proceso adaptativo de las/los menores a la nueva situación familiar.

Las 8 Ventajas de la Mediación Familiar

  • El proceso de mediación posibilita la creación de una atmósfera de cooperación entre los progenitores de la cual se benefician las/los hijas/os.
  • Reduce el riesgo de que los progenitores utilicen a hijos e hijas como moneda de cambio.
  • Previene posibles respuestas negativas en las/los hijas/os posteriores a la separación.
  • Entrena a la pareja en la negociación.
  • Permite a los progenitores tomar decisiones relativas a las/los hijas/os y a su futuro, en un clima de colaboración.
  • Ofrece un acuerdo adaptado a las necesidades particulares de cada familia.
  • Disminuye el coste emocional del proceso de separación.
  • Ahorra tiempo y dinero.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: www.unaf.org y poder administrar la página, UNION DE ASOCIACIONES FAMILIARES (UNAF) y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies.

Solo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web de UNION DE ASOCIACIONES FAMILIARES (UNAF) y ver toda la información y servicios.

Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web de UNION DE ASOCIACIONES FAMILIARES (UNAF), pinche en el el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies